Extorsiones, secuestros y falta de acceso a servicios esenciales son algunas de las penurias que padecieron los migrantes solicitantes de asilo retornados a México bajo el polémico programa del expresidente estadounidense Donald Trump, según un informe divulgado este viernes por Human Rights Watch (HRW).

“Numerosos solicitantes de asilo enviados a México por el Gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump han sufrido violencia y extorsión por parte de policías, agentes migratorios y grupos criminales mexicanos”, advirtió la organización.

El Gobierno de Joe Biden anunció la reapertura, a partir del 19 de febrero, de los casos de los solicitantes de asilo devueltos a México por un programa de Trump, conocido como Protocolo de Protección de Migrantes (MPP, en inglés) o “Remain in Mexico” (Permanecer en México).

El plan obligaba a estas personas a esperar en México sus citas en cortes de inmigración estadounidenses.