• La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural reactivó el Dispositivo Nacional de Emergencia en Salud Animal (DINESA) para controlar la epizootia de la Enfermedad Hemorrágica Viral de los Conejos Tipo-2 (EHVC-T2).
  • El biológico ha demostrado alta efectividad y beneficiado a más de dos mil familias de productores; se ha vacunado a prácticamente 45 mil conejos domésticos en los estados de Aguascalientes, México, Hidalgo, Jalisco, Puebla y Tlaxcala.

Los técnicos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural que operan el Dispositivo Nacional de Emergencia en Salud Animal (DINESA), puesto en marcha para controlar el brote de Enfermedad Hemorrágica Viral de los Conejos Tipo-2 (EHVC-T2), han vacunado a la fecha a prácticamente 45 mil conejos, con lo cual se protege el patrimonio de dos mil 113 familias que viven de la cunicultura en Aguascalientes, Estado de México, Hidalgo, Jalisco, Puebla y Tlaxcala.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) informó que a partir de la declaración en México de la presencia del virus exótico de la EHVC-T2 en el estado de Chihuahua, los técnicos de la Comisión México-Estados Unidos para la Prevención de la Fiebre Aftosa y otras Enfermedades Exóticas de los Animales (CPA) han confirmado 205 focos de la enfermedad en conejos domésticos de 13 entidades del país y 27 casos más en animales silvestres de 10 entidades.

En abril de 2020 los técnicos de la Dirección General de Salud Animal (DGSA) del Senasica detectaron la presencia en Chihuahua, de esta enfermedad exótica para México, momento en el que iniciaron las labores para el control y la erradicación de la EHVC-T2 y en junio de 2020 se activó el DINESA.

En este contexto, el 26 de febrero, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la reactivación del DINESA, con la finalidad de continuar las labores contraepidémicas iniciadas en abril de 2020.

Cabe recordar que el Senasica confirmó, el 19 de enero del año en curso, la presencia de EHVC-T2 en el municipio de Texcoco, Estado de México. Ante este hallazgo, el organismo de Agricultura ordenó la aplicación inmediata de las medidas contraepidémicas necesarias para evitar la diseminación de la enfermedad mortal para los conejos, pero que no afecta a otras especies, incluida la humana.

Las medidas implican la despoblación, limpieza y desinfección de los predios afectados, así como la vacunación de todos los conejos presentes en un radio de 10 kilómetros a partir del foco y de los conejos de granjas comerciales de los estados circunvecinos.

Derivado de lo anterior, en coordinación con productores y la Secretaría del Campo del Estado de México, el Senasica impulsó una estrategia para vacunar más de 150 mil conejos en los municipios con mayor población cunícola de esa entidad.

Adicionalmente, en todo el territorio nacional la DGSA promueve que los cunicultores se registren en la representación del Senasica de su estado para que tengan acceso al biológico, que fue desarrollado entre los técnicos del Senasica y la Productora Nacional de Biológicos Veterinarios (Pronabive), también organismo de la Secretaría de Agricultura.

El Senasica ha instado a los involucrados en la crianza y comercialización de conejos a no mover animales enfermos o muertos sin causa aparente, con la finalidad de evitar la dispersión del virus, y a notificar inmediatamente si detectan conejos sospechosos a estar afectados por la EHVC-T2.

La CPA puntualizó que los focos localizados se distribuyen de la siguiente manera: nueve en Aguascalientes, 28 en Baja California, 16 en Baja California Sur, 40 en Chihuahua, nueve en Coahuila, 28 en Durango, 14 en Estado de México, 13 en Hidalgo, uno en Jalisco, cinco en Querétaro, nueve en San Luis Potosí, 33 en Sonora y nueve en Zacatecas.

En tanto que los 27 casos en lepóridos silvestres se localizaron en los estados de Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Hidalgo, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas.