• La Comisión Ambiental de la Megalópolis, comentó que la llegada del Covid-19 dejará un sistema inmune diferente a quienes lo padecieron
  • Se acercan las vacaciones de Semana Santa y los funcionarios federales y estatales prevén un repunte de contagios por el virus SARS-CoV-2.

Patricia Segura Medina, la investigadora del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, informó que los pacientes que padecieron y se recuperaron de Covid-19 tienen que tener más cuidado en la temporada de ozono, ya que debido a las secuelas son más susceptibles a la exposición de contaminantes.

“Una de las secuelas que deja el Covid-19 es tener problemas para respirar y esto acompañado de las partículas que en temporada de ozono abundan en el aire, puede complicar su estado de salud, porque el virus genera modificaciones en el perfil inmunológico de las personas recuperadas de la enfermedad, que les hace ser más susceptibles y puede agravar su padecimientos respiratorios, así como se vuelven más vulnerables a los agresores ambientales”, subrayó la especialista Medina.