Investigadores de la Unidad Bioquímica y Biología Molecular del Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán, están desarrollando materiales y compuestos a base de nano-elementos para crear fertilizantes amigables para el medio ambiente.

Ileana Echeverría Machado, docente e investigadora responsable de esta unidad, informó aspectos que están procesando en laboratorios para darle una mayor capacidad productiva a las plantas y productos del campo, ayudar al medio ambiente y reducir el impacto que causan estos productos nitrogenados que dañan el subsuelo.

En las últimas décadas, se abusó del uso de fertilizantes en áreas de cultivos provocando un impacto negativo para los mantos acuíferos, aspecto que reportan monitoreo e investigaciones realizadas en diferentes puntos de la zona peninsular.

“Existe una alta preocupación por el daño que ha provocado este abuso, por lo que, se trabaja y desarrolla en nuevos materiales en laboratorios de bioquímica molecular del CICY”, mencionó.

Se busca un mayor rendimiento agrícola con innovación, eficiencia y que los nutrientes que se entregan a las plantas permitan que su desarrollo, proceso evolutivo y producción sea mucho más afín a la salud.

“Avanzamos en la “revolución verde”, el objetivo es eliminar la contaminación y contribuir a una producción mayor y más amigable al medio ambiente. Es cierto que en Yucatán los suelos son pobres, esto es, altamente pedregosos y poco fértiles, de ahí la necesidad de apoyar al productor agrícola a mejorar sus cosechas y atender con mayor prontitud una mejora en la calidad de vida de los trabajadores del campo”, añadió.