• Lo que más preocupa a los científicos, es que esta cepa no reacciona ante las vacunas que se están repartiendo por el mundo.
  • La secuenciación del genoma del SARS-CoV-2 a gran escala es fundamental para monitorear y comprender la evolución de la pandemia en curso.

Investigadores del Instituto de Tecnología de California y de la Universidad de Columbia, realizaron un estudio en donde encontraron una nueva variante de coronavirus (B.1.526), esta se detectó en Nueva York y alerta a la comunidad científica y creen que podría afectar a los menores.

De acuerdo con un reporte del New York Times, la nueva variante B.1.526 apareció por primera vez en muestras tomadas en Nueva York en noviembre de 2020 y el estudio de la Universidad de Columbia añadió, que la variante B.1.526 no sólo se ha detectado en Nueva York, sino también en Connecticut y Nueva Jersey.

Es importante mencionar que, los científicos observaron que una de las mutaciones en esta variante es la misma que apareció en Sudáfrica y se conoce como B.1.351. Lo preocupante, es que también parece evadir, en cierto modo, la respuesta del cuerpo a las vacunas.