Un grupo de legisladores demócratas propuso este viernes en el Congreso un proyecto de ley para otorgar la ciudadanía estadounidense a más de cinco millones de inmigrantes indocumentados considerados “trabajadores esenciales” debido a la pandemia del Covid-19.

“Los trabajadores esenciales arriesgan sus vidas en medio del impacto trágico de esta pandemia y es una injusticia que deban vivir en la incertidumbre y el miedo acerca de si permanecerán en el país que aman o serán deportados”, dijo la senadora Elizabeth Warren al presentar el proyecto de ley para otorgarles las ciudadanía.

El gobierno del presidente Joe Biden y los demócratas, que tienen mayoría en ambas cámaras del Congreso, ya han promovido una legislación que abriría la senda hacia la residencia permanente y la ciudadanía para unos 3.3 millones de migrantes.

Esto incluye 1.4 millones de beneficiarios del programa Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA), 279,000 beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) y 1.1 millones de trabajadores agrícolas que ya están en el país.

“Esta es gente que ha mantenido y mantiene funcionando nuestro país, nuestra economía y nuestro sistema de salud”, aseguró Warren sobre los inmigrantes que desempeñan trabajos de cuidado de la salud, producción de alimentos, limpieza, cuidado de niños y ancianos, distribución de mercancías y otros servicios esenciales.

Biden también ha propuesto una senda hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula que estaban en Estados Unidos antes del 1 de enero de 2021.

“Apoyamos el plan de Biden, pero debemos dar una atención especial a los indocumentados que son trabajadores esenciales”, insistió Warren.

El senador Álex Padilla, por su lado, destacó que estos inmigrantes indocumentados están en la “primera línea” y trabajan día a día para cuidar a “nuestros seres queridos” y hacer que la economía “siga funcionando”.

“Los trabajadores esenciales se han ganado la oportunidad de convertirse en ciudadanos de EU”, añadió.

El representante Joaquín Castro, otro de los patrocinadores del proyecto de ley, recordó que muchas personas han podido optar por trabajar desde casa durante la pandemia, pero que “millones de trabajadores esenciales no han tenido esa opción”.

“Arriesgan sus vidas, arriesgan su salud, y han muerto”, agregó.

En Estados Unidos, el país más golpeado por la pandemia, 28.8 millones de personas han resultado contagiadas y más de medio millón han muerto debido al Covid-19, sin que haya datos estadísticos sobre cuántos de ellos han sido trabajadores esenciales.