• Un misterio geológico registrado en las fotos de la NASA ha generado diversas hipótesis científicas.

Esta semana, los investigadores de la agencia aeroespacial estadounidense publicaron en la web Earth Observatory una serie de imágenes de un área del noreste de Siberia, registradas por el satélite Landsat 8 en el curso de varios años.

En dichas imágenes, el terreno a ambos lados del río Marja presenta una secuencia de rayas que se alternan, oscuras y claras, más compactas en las zonas de gran pendiente y más anchas donde el declive es suave, hasta perderse hacia los bordes.

Algunos expertos han ofrecido a la NASA diversas explicaciones de este fenómeno. Una de las hipótesis apunta al hecho de que esa zona de la meseta central siberiana se encuentra dentro del círculo ártico y, por lo tanto, el 90 % del tiempo está cubierta por permafrost, que en ocasiones se derrite por períodos breves. Se conoce que los tramos de suelo que se congelan, derriten y vuelven a congelarse pueden formar extraños patrones poligonales, circulares y rayados.

Así mismo, los investigadores de geomorfología ofrecen otra explicación: en regiones tan frías, la tierra puede convertirse en “gelisol”, un suelo con permafrost en los dos metros superiores, en el que las capas oscuras y claras normalmente se distinguen en función de la prevalencia de materia orgánica o mineral y de su contenido de sedimentos.