• Son responsables de generar nuevos conocimientos para solucionar los problemas actuales: Ken Oyama Nakagawa, secretario de Desarrollo Institucional.
  • Linda Maguire, representante del PNUD en Panamá, refiere la importancia de que los países promuevan un modelo de crecimiento inclusivo, resiliente y con equidad.
  • Continúan las actividades de la Escuela Internacional de Verano 2021 organizada por la UP.

El secretario de Desarrollo Institucional de la UNAM, Ken Oyama Nakagawa, aseguró que cualquier acción local o global, por mínima que sea, que contribuya a alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas es bienvenida; no debe descartarse a nadie, todos tenemos algo qué hacer por el planeta.

Al participar en la apertura del “Diplomado en Políticas Públicas para el Desarrollo Sostenible y los ODS”, como parte del programa de la Escuela Internacional de Verano 2021 organizada por la Universidad de Panamá (UP), el universitario indicó que los ODS son uno de los pactos éticos y sociales más importantes adquiridos a nivel global gracias a la labor de las Naciones Unidas.

Resaltó que las universidades públicas y privadas tienen un papel protagónico en el apoyo y cumplimiento de los ODS, “es un tema importante que compartimos con todas la universidades en general”.

Su contribución al cumplimiento de los Objetivos, indicó Ken Oyama, se da en cinco rubros principales: investigación, educación, liderazgo social, gobernanza y gestión, así como en cambios culturales y sociales.

Ante el vicerrector de Extensión de la UP, Denis Chávez, y de Linda Maguire, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Panamá, Oyama Nakagawa expuso: las universidades son responsables, entre otros factores, de generar nuevos conocimientos que contribuyan a solucionar los problemas que hoy enfrentamos; en las instituciones educativas se crean desarrollos, innovaciones y nuevas tecnologías que permiten afrontar situaciones complejas y emergentes.

Entre los desafíos que enfrenta la UNAM ante la Agenda 2030, están: alinear las acciones institucionales con las metas globales nacionales e internacionales; impulsar iniciativas multidimensionales y multisectoriales; diseñar proyectos universitarios específicos para la Agenda, y la gestión de los fondos presupuestales para que los proyectos puedan desarrollarse.

Asimismo, formar y asegurar las capacidades técnicas y especializaciones para sistematizar, monitorear, evaluar y coordinar las iniciativas y, desde luego, transversalizar la visión de los ODS y la sustentabilidad en las metas, tareas y procesos universitarios.

Al inaugurar el diplomado, Linda Maguire señaló que para el PNUD es importante el cumplimiento que emprendan los países para el diseño, implementación y validación de políticas públicas para el logro de los Objetivos y la promoción de un modelo de crecimiento inclusivo, resiliente y con equidad.

Puntualizó que este encuentro se convierte en un espacio de reflexión para la construcción de ideas y propuestas conjuntas de gran valor, a fin de implementarlas en las diferentes actividades productivas de los países.

A su vez, Denis Chávez refirió que la inclusión de la Agenda 2030 en las universidades y el papel de éstas en la promoción y seguimiento de los ODS, forma parte del compromiso social de las instituciones de educación superior, deber que va más allá de la misión académica de formar profesionales.

Puntualizó que la alta concentración de intelectuales en las universidades públicas es una fortaleza nacional, “un privilegio que debe aprovecharse para ponerlo al servicio de la búsqueda de los modelos de desarrollo que pretende la Agenda 2030, la cual permite asegurar la formación de ciudadanos integrales y con pensamiento sostenible”.