La pandemia de Covid-19 retrocede a nivel global, con un descenso del 16% en los casos semanales y del 10% en las muertes, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió hoy al mundo que no baje la guardia y, más aún, que prepare mejores alianzas para las nuevas pandemias que deparará el futuro.

En la misma jornada en la que los líderes del G7 se reunieron de forma virtual para analizar la lucha común contra el coronavirus, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió a ésas y otras economías un “tratado contra las pandemias” que permita responder mejor a las crisis sanitarias por venir.

“El mundo es ahora rehén de un pequeño virus, con el que hemos visto que la atención a la salud es un tema central, y todos, ya sean el G7, el G20 o el G77, deben tomárselo en serio”, advirtió Tedros durante su intervención en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

Su llamada a la solidaridad encontró respuesta entre países del G7 como EU, que anunció la donación de 3,200 millones de euros (3,877 mdd) para el desarrollo y la distribución equitativa de las vacunas contra el Covid-19 a nivel global o Alemania, que prometió 1,500 millones de euros (1,800 mdd) más para la lucha mundial contra el Covid-19.

“Hay un movimiento creciente a favor de la equidad en el reparto de las vacunas, y doy la bienvenida a los líderes mundiales, que están respondiendo al desafío”, respondió al respecto, en un comunicado, el propio Tedros.