Los senadores de Estados Unidos acordaron el sábado omitir el testimonio de testigos y proseguir el juicio político del ex presidente Donald Trump, como estaba planeado.

Cabe mencionar  que el juicio había caído en la confusión, luego de que los legisladores votaron para considerar la posibilidad de escuchar testigos, un paso que podría haber extendido el procedimiento y retrasado la votación sobre si el ex presidente incitó al letal asalto del Capitolio.

La votación fue de 57 a favor y 43 en contra. Se requería de una mayoría de dos tercios, 67 de 100 integrantes, para enjuiciarlo

El abogado defensor de ex  mandatario, Michael van der Veen, calificó el proceso como una farsa completa.