Un equipo de astrónomos acaba de confirmar la existencia del objeto más distante jamás observado en el Sistema Solar. Se trata de un planetoide, apodado Farfarout, que está casi cuatro veces más lejos del Sol que Plutón.

La confirmación fue anunciada por el Minor Planet Center de la Unión Astronómica Internacional, otorgándole la designación provisional de 2018 AG37.

Farfarout fue detectado por primera vez en enero de 2018 por el telescopio Subaru, ubicado en Maunakea en Hawaii. Sus descubridores sabían que estaba muy lejos, pero no exactamente qué tanto. Necesitaban más observaciones.

«En ese momento no conocíamos la órbita del objeto ya que solo teníamos las observaciones del hallazgo de Subaru durante 24 horas, pero se necesitan años de observaciones para obtener la órbita de un objeto alrededor del Sol», explicó el co-descubridor Scott Sheppard de la Carnegie Institution para Ciencias. “Todo lo que sabíamos era que el objeto parecía estar muy distante en el momento del descubrimiento».

Los investigadores pasaron los siguientes años rastreando el objeto con ayuda del telescopio Gemini North y el telescopio Magallanes en Chile. Así, encontraron que la distancia actual de Farfarout al Sol es de 132 unidades astronómicas (ua). Una “ua” es la distancia que separa la Tierra del Sol. Si comparamos, Plutón está a solo 39 ua del Sol aproximadamente.

«Una sola órbita de Farfarout alrededor del Sol lleva un milenio», menciona David Tholen de la Universidad de Hawaii. «Debido a este largo período orbital, se mueve muy lentamente por el cielo, por lo que requiere varios años de observaciones para determinar con precisión su trayectoria».

Eso no es todo; el equipo también encontró que el planetoide tiene una órbita muy alargada. En su punto más alejado del Sol puede separarse hasta 175 ua, y en el más cercano hasta 27 ua. Neptuno está a solo 30 ua del Sol en promedio. Así pues, es posible que su cercanía con este planeta gigante en el pasado causara que su órbita sea tan alargada.

«Es probable que Farfarout fuera arrojado al Sistema Solar exterior al acercarse demasiado a Neptuno en el pasado distante», afirma Chad Trujillo de la Universidad del Norte de Arizona. «Existen las posibilidades de que Farfarout vuelva a interactuar con Neptuno en el futuro, pues sus órbitas aún se cruzan”.

El descubrimiento de Farfarout muestra la capacidad humana para detectar objetos ubicados en el Sistema Solar exterior. Esto hace posible que podamos conocer cada vez más sobre la evolución los objetos, como Neptuno, en esta región.

“Farfarout es solo la punta del iceberg de objetos en la zona más distante del Sistema Solar”, dijo Sheppard.