• Entrega Gobernador más apoyos a comerciantes en la capital.
  • Suman 2 mil 300 créditos otorgados a negocios familiares afectados por pandemia en el municipio de Durango.

“El programa de Microcréditos a la Palabra es un respiro para nosotros, los pequeños comerciantes, porque no teníamos cómo reactivar nuestros negocios”, aseguró Lirio Vargas, propietaria de una tienda de regalos, quien luego de recibir este beneficio de manos del gobernador José Rosas Aispuro Torres, surtirá nuevamente su mercancía para ofrecer más variedad de detalles en fechas importantes como el 14 de febrero.

“Para nosotros lo más importante es su palabra y no les vamos a pedir nada en garantía”, dijo el Mandatario Estatal al continuar con la entrega de 115 apoyos a pequeños negocios afectados por la pandemia, los cuales ya suman 2 mil 300 sólo en el municipio de Durango.

“Con la llegada de la pandemia, las ventas se vinieron abajo, fue bastante duro, pero ahora podremos volver a surtir, vamos a reabrir. Que la gente vea que ya estamos otra vez surtidos y que paso a paso avanzaremos con las medidas de sanidad”, mencionó la señora Elvia Villarreal, que se dedica a la venta de dulces.

También, la señora Irma Vázquez que es propietaria de una estética, expresó su agradecimiento al recibir los beneficios de los microcréditos, pues podrá surtir más tintes, material y sobre todo, pagar servicios como la luz de su local.

“Les agradecemos al Gobernador y al secretario Rivas Loaiza que estén atentos y al pendiente de nuestras necesidades, no muchos toman en cuenta estos pequeños negocios”, coincidieron los beneficiarios.

El Gobierno del Estado, a través de la SEBISED, atiende esta gran demanda de manera precisa, sin favoritismos y para quienes más lo necesitan, aseguró el titular de dicha dependencia, Jaime Rivas Loaiza, e informó que se entregaron 115 microcréditos más con una inversión de 290 mil pesos. “Son sin intereses y a la palabra, porque el Gobernador confía en la palabra de todos los duranguenses”, finalizó.