• La producción nacional de cuatro especies de ornato creció 1.8 por ciento. El Estado de México es el principal productor de flores en el país.

Al cierre del 2020, la producción nacional de las principales flores ornamentales del país como la rosa, gladiola, gerbera y el crisantemo, garantizan la oferta y disponibilidad en el mercado con motivo de la celebración del Día del Amor y la Amistad, este 14 de febrero, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

De acuerdo con cifras preliminares del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) sobre avance de siembras y cosechas a diciembre del año pasado, la producción de rosas alcanzó los nueve millones 110 mil gruesas, lo que significó un aumento de 1.7 por ciento en comparación con la producción obtenida en 2019 (que fue de ocho millones 955 mil gruesas, de acuerdo con información actualizada).

El Estado de México encabeza la lista de entidades productoras de rosas, al generar 7.1 millones de gruesas, el 77.6 por ciento de la producción nacional.

En tanto, la producción de gladiola (gruesa) cerró el año pasado con cinco millones 127 mil gruesas, lo que representó una baja de 0.9 por ciento respecto al año pasado.

El 55 por ciento de la producción de esta flor se obtuvo en el ciclo primavera verano y el 45 por ciento restante en otoño-invierno. La mayor cosecha en Puebla se registró en el ciclo otoño-invierno con el 59.8 por ciento, y en el Estado de México en el primavera-verano con el 65.7 por ciento.

A su vez, la producción de gerbera (gruesa) cerró 2020 con un alza de 24.2 por ciento en comparación con 2019, al obtenerse la producción de un millón 718 mil gruesas. Esta flor es producida en su totalidad en el Estado de México, con una superficie de 114 hectáreas, y logra generar un millón 717 mil 909 gruesas al año.

Por su parte, la producción de crisantemo se ubicó, al 31 de diciembre de 2020, en 11 millones 312 mil gruesas, lo que representa un aumento de 0.4 por ciento. El 73 por ciento de la cosecha se genera en el ciclo primavera-verano y el 27 por ciento en el otoño-invierno.

El Estado de México destaca como el principal productor de crisantemo, al aportar el 93 por ciento a la cosecha nacional y generando la mayor cantidad en el ciclo primavera-verano, con tres mil 279 gruesas por hectárea.

Cifras del SIAP señalan que la producción de estas cuatro flores ornamentales creció 1.8 por ciento en 2020, al obtenerse 27 millones 267 mil gruesas, en comparación con los 26 millones 783 mil gruesas de 2019.

De acuerdo con el organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, el Estado de México ocupa el primer lugar en producción de flores a nivel nacional, debido principalmente a los productores de los municipios de Villa Guerrero, Coatepec Harinas, Tenancingo y Texcoco.

De esta forma, la entidad mexiquense aporta prácticamente ocho de cada 10 gruesas de rosas, casi la totalidad de gerbera, y nueve de cada 10 gruesas de crisantemo, clavel y lilium.

En noviembre de 2020, la exportación de flores mexicanas aumentó 8.0 por ciento y se ubicó entre las principales mercancías agrícolas vendidas en el exterior, pese a la coyuntura por la pandemia.