Por: Javier Divany Bárcenas / La Gazzetta DF

Durante el segundo día del Parlamento Abierto para analizar la  Iniciativa preferente para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, especialistas, académicos, sociedad civil y ex funcionarios externaron sus opiniones, en las que por un lado algunos afirman que México quedará en el rezago, mientras que hay quienes opinan que los cambios no afectan a la industria de las energías limpias.

Al respecto, la especialista en energía, Monserrat Ramiro, afirmó que la iniciativa de reforma del Ejecutivo tendrá profundas implicaciones, no sólo para el sector energético, sino para la economía del país, ya que puede generar que México quede rezagado en su capacidad para generar suficiente energía barata, que su base industrial y comercial se mantenga competitiva y que cumpla a los ciudadanos su derecho a un medio ambiente sano.

Pidió a los legisladores considerar que la generación privada ha contribuido a menores costos de suministro, tarifas y costos fiscales, que estos no desplazan producción de la CFE y que el autoabasto es parte del régimen legado que esta cerrado y no representa carga financiera alguna para la Comisión Federal de Electricidad.

El evento organizado por la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, en la segunda mesa temática “Energías Renovables y Transición Energética”, fue moderado por la diputada Nayeli Arlen Fernández Cruz del partido (Morena).

Tras darle la palabra a Juan Aguilar, el consultor independiente de Socios por el Desarrollo, resaltó que la CFE es una empresa de todos los mexicanos y estimó que hay contratos que deben honrarse y otros que deben revisarse; y “sí es necesario fortalecer al Estado y hay cuestiones que deben revisarse para que se tengan una competencia con un piso más parejo”.

Consideró que en la medida en que se puedan conciliar los puntos de vista, finalmente se estará beneficiando a los ciudadanos que necesitan tarifas más baratas, tener garantizado el acceso a la energía y garantías de que todo enfocará a tener un mejor ambiente. Recalcó que hay cosas que se pueden mejorar en la iniciativa.

Alejandro Maciel, exfuncionario de la Secretaría de Economía, comentó que la Comisión Federal de Electricidad debe convertirse en la palanca del desarrollo económico, por lo que es necesario la modernización de las instalaciones generadoras de electricidad.

En este sentido, coincidió con la propuesta de la iniciativa, en particular al despacho de los generadores eléctricos. También consideró que un tema positivo a destacar en la propuesta es la incorporación de un contrato de entrega física. Pidió que se revise y analice la propuesta del Ejecutivo, la cual no está en contra de las energías limpias.

El representante de Iniciativa Climática de México, Ricardo Rubén Cruz Salina indicó que la reforma requiere aportar a la industria eléctrica la ampliación y mantenimiento de las líneas de transmisión para mejorar la confiablidad y eficientar las capacidades y pronósticos de operación del mercado eléctrico mayorista y el sistema nacional.

El asesor legal de Greenpeace México, Luis Miguel Cano López, consideró que las figuras legales como los compromisos de entrega física, los costos de producción, permisos sujetos a la planeación del Sistema Eléctrico Nacional, la prioridad del uso de las redes, el despacho de las centrales, se vuelven criterios que desincentivan el uso de energías renovables, lo cual es contrario a los mandatos constitucionales.

Con reforma del Ejecutivo, México quedará rezagado con la Industria Eléctrica, afirman especialistas