Conscientes de la realidad social que se vive en la actualidad con la pandemia, así como la retribución que deben de hacer a la máxima casa de estudios mexiquense, son los motivos por los que este grupo de estudiantes decidieron convocar a estas asesorías.

“Así nace este proyecto, de la solidaridad, y también nace de la preocupación, porque nosotros sabemos que la familia toluqueña, la familia del Estado de México, difícilmente la mayor parte de las familias pueden costearse un curso de inducción que rondan entre los tres mil o cinco mil pesos”, explicó Luis Mancilla, estudiante de la facultad de Derecho.

En tiempos del Covid-19, el reto para ingresar a la educación superior en una institución pública es aún mayor, pues los conocimientos que se han adquirido a través de las clases en línea parecerían ser insuficientes.

Es así como la sensibilidad de estos estudiantes ha hecho que se preparen, con el objetivo de hacer dinámicas las asesorías.

“Queremos retribuir un poco, ayudarnos entre potrohermanos y potrohermanas para que estas personas se sientan ya capaces, y se sientan en la confianza de poder ingresar a la universidad”.

“La intención con este proyecto es poder ayudar un poco a la comunidad que busca entrar al nivel de la licenciatura, nosotros buscamos ayudar para que estos chicos tengan la posibilidad, con unas asesorías bien preparadas y estructuradas”, aseguró José David Galeana, estudiante de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Hasta el momento son más de 150 estudiantes de educación media superior los interesados en recibir estas asesorías virtuales, todos ellos de diferentes municipios y con diferentes objetivos a estudiar.

Esperando que sea un 90% de los asesorados y las asesoradas los que logren un puntaje alto que les garantice un lugar en la casa de estudios mexiquense.

“La educación depende de estar motivados para aprender, de estar motivadas para poder lograr una meta, que en este caso sería lograr la admisión a la universidad”, dijo Luis Mancilla.