Urna electrónica utilizada por el INE en procesos electorales muestra altos niveles de confianza

  • A 7 de cada 10 electores les generó confianza el dispositivo en las elecciones de 2020.
  • En 2021 se implementará de nuevo en dos estados.

El modelo de urna electrónica utilizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) ha coadyuvado a la realización de elecciones oportunas y confiables, con un alto nivel de aceptación y confianza entre la ciudadanía.

Así lo concluye el Informe integral de la evaluación de la implementación del proyecto de voto electrónico durante los Procesos Electorales Locales 2019-2020 en las entidades de Coahuila e Hidalgo, que indica que a 7 de cada 10 electores encuestados, le generó mucha confianza el dispositivo.

En Hidalgo se implementó por primera vez el año pasado en 40 casillas, pero en Coahuila, donde se instalaron 54, se ha usado desde el 2005.

Entre otros indicadores, el estudio indagó el nivel de confianza que generó haber votado por medio de este nuevo dispositivo, el grado de dificultad que tuvo al emitir su voto, la percepción sobre el tiempo de espera para votar, la facilidad del uso de la urna y, finalmente, se le preguntó si le gustaría votar por medio de urna electrónica para la siguiente elección.

El nivel de confianza de la urna electrónica a nivel general, indica que a 7 de cada 10 encuestados le generó mucha confianza el dispositivo, a un cuarto poca confianza y únicamente 5.5% expresó que ninguna confianza.