Una poderosa tormenta invernal amenaza una gran parte del noreste de Estados Unidos, siendo una de las peores tormentas en la historia.

Por este fenómeno natural, tres estados declararon emergencia: Nueva Jersey, Pensilvania y Nueva York, así mismo suspendieron las vacunaciones contra Covid-19.

Autoridades meteorológicas prevén que la tormenta, con vientos que soplan desde el noreste, traiga entre 31 y 50 centímetros de nieve en Nueva York.

El gobernador de Nueva York, Bill de Blasio, decretó el cierre de las escuelas lunes y martes y restringió a los restaurantes atender clientes en mesas que estén afuera.

“Pedí a la gente que no esté en la calle. Es peligroso. La tarea más importante ahora es proteger la vida de las personas haciendo frente a la nieve primero. Mañana (martes) realmente queremos volver a la vacunación”, indico el mandatario.

“Esta tormenta no es una broma y la mayor inquietud ahora es que la tasa de caída de nieve prevista esta tarde, 5 cm por hora, crea una situación extremadamente peligrosa en nuestras rutas”, agregó.

La tormenta comenzó este domingo, alcanzando los 13 cm en Central Park.

“Si superamos los 50 cm será una de las 10 mayores tormentas de nieve de la ciudad de Nueva York”, señalo el gobernador.

Así mismo agrego que “una de las mayores que hemos visto en un tiempo, al menos en un par de años”.

Cabe mencionar que los aeropuertos  anularon 90% de sus vuelos y el 65% en la zona metropolitana, mil 500 vuelos fueron cancelados.

La tormenta azotó las zonas montañosas de California la semana pasada, moviéndose al medio-oeste.

De igual forma Washington DC fue afectado, retrasando el regreso a la escuela de manera presencial hasta el martes.

El presidente Joe Biden pospuso una visita que tenía planeada al departamento de Estado.

Se espera que la tormenta llegue a Maine el martes, donde puede dejar entre 20 y 33 cm de nieve, así como granizo.

agv