• La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural realiza acciones para diversificar mercados globales, como la firma, en octubre de 2020, del protocolo sanitario con China para la exportación de sorgo mexicano a la nación asiática.
  • Técnicos del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) expusieron a productores y comercializadores de Tamaulipas los requisitos fitosanitarios a cumplir para exportar a China.
  • Estimaciones del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) destacan que la superficie cosechada de sorgo durante 2020 alcanzó 1.3 millones de hectáreas, con un rendimiento promedio de 3.5 toneladas por hectárea.

Con el objetivo de vincular a los productores de sorgo de Tamaulipas con el mercado chino, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) detalló a los agricultores el Protocolo de Requisitos Fitosanitarios acordado con China, marco que posibilita la exportación en este año a la nación asiática.

Estas acciones se enmarcan en la diversificación de mercados globales que realiza la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, señaló el titular de la dependencia, Víctor Villalobos Arámbula, quien en octubre de 2020 firmó por México el protocolo sanitario con China para la exportación de sorgo a ese mercado.

Con este acuerdo se fortalece la relación comercial entre México y China y se avanza en el aprovechamiento del potencial agroalimentario de los dos países, así como en su crecimiento como economías exportadoras, tema que en el rubro agroalimentario se ha fortalecido en los últimos años, subrayó el titular de Agricultura.

El director en jefe del Senasica, organismo de la Secretaría de Agricultura, Francisco Javier Trujillo Arriaga, indicó que las condiciones establecidas por la Administración General de Aduanas de la República Popular China para restringir la entrada de plagas y enfermedades a su territorio son acordes con las exigencias internacionales, por lo que no deben representar un obstáculo para los agricultores mexicanos.

Agregó que luego de la firma del Protocolo, es de interés del Gobierno de México atender las dudas de los productores y comercializadores de sorgo para que en el ciclo productivo 2021 puedan iniciar el envío del producto.

El Senasica, agregó, está comprometido con los productores agroalimentarios, por lo que su personal técnico ofrecerá los talleres que sean necesarios y atenderá todas las solicitudes de información.

En videoconferencia con productores y comercializadores, el director general de Sanidad Vegetal, Francisco Ramírez y Ramírez, explicó que el sorgo que se planea exportar a China corresponde al grano procesado de la variedad Sorghum bicolor (L.), el cual es para consumo humano y se cultiva principalmente en Tamaulipas, Guanajuato y Sinaloa.

Comentó que, entre las medidas acordadas con el gobierno chino, el producto debe estar libre de residuos de suelo y vegetales, semillas de malezas y otros granos, así como de 18 plagas cuarentenarias de interés para China, como el hongo Mildiú del sorgo y los virus moteado clorótico del maíz, enanismo rugoso del maíz y mosaico enanizante del maíz, entre otras.

También, dijo, debe ser libre de insectos como la mosquita del sorgo, diabrótica, barreno del maíz, gusano elotero, escarabajo elotero, escarabajo mexicano de los granos, barrenador, gorgojo y gorgojo del grano, además de malezas del tipo artemisa, zacate cadillo, rama de la cruz, trompillo, zacate Johnson y alache.

Para garantizar que el sorgo cumpla estos requerimientos, el funcionario federal explicó que el Senasica llevará a cabo la vigilancia de las plagas durante la etapa de crecimiento y antes de la temporada de exportación, proporcionará además un informe a las autoridades chinas que incluirá métodos y resultados del proceso de vigilancia.

Indicó que entre las medidas fitosanitarias de control de plagas acordadas con la autoridad sanitaria del país asiático destaca una que señala que el sorgo debe someterse a un tratamiento de fumigación para asegurar que el producto a exportar esté libre de insectos.

Respecto al registro de las unidades de producción que podrán exportar el grano a China, precisó que el Senasica, previo análisis, recomendará a la autoridad del país asiático aquellas que cumplan con los requisitos para ser auditadas y aprobadas.

Ramírez y Ramírez explicó que el sorgo mexicano podrá enviarse a granel o en empaques nuevos, limpios, higiénicos y ventilados.

Indicó que si durante la exportación se detecta alguna plaga de interés cuarentenario podría realizarse nuevamente la inspección a las unidades de producción y los gastos deberán ser cubiertos por los exportadores mexicanos.

Los productores y comercializadores tamaulipecos se comprometieron a trabajar de la mano con los técnicos del Senasica para cumplir los requerimientos del país asiático y estar en posibilidades de iniciar los envíos en 2021.

En la videoconferencia participaron representantes de la Unión Granera del Norte de Tamaulipas, de la Asociación Agrícola de Matamoros y de Río Bravo, así como productores y comercializadores locales.

De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), se estima que la producción nacional de granos y oleaginosas 2020 fue de alrededor de 39.2 millones de toneladas, de los cuales maíz, sorgo y frijol ocupan el 85 por ciento de la superficie sembrada.

La estimación reporta que en el 2020 la superficie cosechada de sorgo alcanzó 1.3 millones de hectáreas y el rendimiento promedio fue de 3.5 toneladas por hectárea, lo que representaría una mejora del cinco por ciento contra 2019; esto podría representar una mayor cosecha y alcanzar 4.5 millones de toneladas.