Estudiantes de nivel licenciatura y preparatoria incorporados a la Universidad Autónoma del Estado de México, han hecho en diversas ocasiones, el llamado a esta máxima casa de estudios a no cobrar por inscripciones.

Cabe destacar, que los estudiantes argumentan que derivado del cierre obligatorio de las instalaciones de la UAEM, las clases no han sido presenciales, lo que se ha traducido en un ahorro de esta institución de alrededor de 110 millones de pesos, que bien podrían servir para generar más y mejores becas a los estudiantes, además, los estudiantes comentan que tampoco hay prácticas profesionales ni el desgaste de los planteles, por lo que es injusto que tengan que seguir pagando el mismo precio de inscripción cuando las facilidades ya no son las mismas.