• De suma importancia mantener un estilo de vida saludable.

Derivado del descenso en la temperatura en esta temporada invernal y ante el riesgo de contraer alguna enfermedad respiratoria, es de suma importancia el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Para reforzarlo, es necesario llevar una alimentación rica en vitaminas y minerales, cuya principal fuente son las frutas y verduras, por ello el consumo habitual de éstas es fundamental, así lo precisó la nutricionista de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 231 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Estado de México Poniente, licenciada Marcela Sánchez Delgado.

Las frutas como guayaba, kiwi, piña, cítricos y fresas, al igual que verduras como pimientos, tomate, jitomate, espinaca, brócoli y col son ricos en vitamina C. Los frutos rojos, melón, durazno, melocotón, cerezas y verduras de color verde son ricos en betacarotenos que son precursores de la vitamina A.

Las verduras de hoja verde y frutos secos, así como los cereales de grano entero (integrales) son ricos en vitamina E. La mayoría de los alimentos de origen vegetal, como verduras, frutas, frutos secos, cereales y leguminosas, contienen vitaminas del complejo B, así como algunos de origen animal.

La especialista en nutrición destacó que, en general, encontramos una gran variedad de vitaminas y minerales en los alimentos de origen vegetal, entre más variedad de colores se vea de éstos mayor será el aporte de vitaminas y minerales para la dieta diaria.

Recomendó el consumo de frutas y verduras frescas o cocidas al vapor; la frecuencia de consumo es de al menos cinco porciones al día; tres de verdura y dos de fruta, además de preferir las propias de esta estación.

Finalmente, la licenciada Sánchez Delgado resaltó que una dieta balanceada, así como realizar ejercicio de manera regular contribuyen de manera importante para reducir el riesgo de cualquier enfermedad.