En casi 90 años, durante el pasado 2020 la economía mexicana se contrajo 8.5 por ciento siendo la caída más grande del Producto Interno Bruto (PIB) como consecuencia de la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia de covid-19.

Esto trajo como consecuencia la quiebra y cierre de muchas empresas, principalmente pequeños y micro establecimientos; que cerca de tres millones de personas salieran del mercado laboral al término del año 2020; y que cuatro de cada diez trabajadores que lograron conservar su empleo vieran reducido su ingreso.

Gabriela Siller, directora de Análisis Financiero y Económico de Banco Base, como que, hasta ahora “la crisis del 95 tras el ‘error de diciembre’ era el punto de comparación de toda recesión en México. Ahora, esa referencia queda atrás, al ser el 2020 un año extraordinariamente malo en términos económicos y de salud”.

El retroceso económico de 2020 se da después de que en 2019, el primer año en el poder del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya hubo una contracción económica de menos de 0.1 por ciento.