La NFL anunció este viernes que siete mil 500 trabajadores de salud, vacunados ya contra el coronavirus, recibirán boletos gratis para el Super Bowl que se realizará el mes próximo en Tampa, Florida.

Roger Goodell, comisionado de la liga, añadió en un comunicado que la asistencia durante el partido del 7 de febrero se limitará a esos trabajadores y a unos 14 mil 500 fanáticos. El Raymond James Stadium, casa de los Buccaneers de Tampa Bay, tiene una capacidad de casi 66 mil espectadores, de acuerdo con su sitio Web.

La mayoría de los trabajadores de salud que recibirán los boletos gratuitos trabajan en el área de Tampa Bay y en el centro de la Florida, explicó Goodell. Sin embargo, añadió que los 32 equipos de la NFL elegirán a algunos trabajadores de sus ciudades para que asistan al encuentro.

Estos dedicados trabajadores de salud siguen arriesgando sus propias vidas para salvar las de otros, y les debemos nuestra gratitud. Esperamos que, al menos en una pequeña medida, esta iniciativa inspire a nuestro país y reconozca a estos auténticos héroes estadounidenses”, dijo Goodell.

Goodell explicó que, en ocasión del partido, habrá también “una gran variedad de momentos especiales” para honrar a los trabajadores de salud, tanto en el estadio como a través de la transmisión por CBS.