El Gobierno de Nuevo León, amplió ayer el horario de cierre hasta las 23:00 horas de supermercados, tiendas de abarrotes y de conveniencia, entre otros centros de abastecimiento. Esto tras dar a conocer los indicadores del semáforo epidemiológico que permanecen en la entidad con seis en riesgo máximo y cuatro en riesgo bajo.

“Al extenderse el horario en algunos establecimientos, NO hay que confiarnos de este enemigo invisible, debemos cuidarnos más que nunca; la situación se empieza a complicar, hay más pacientes hospitalizados, más contagios, el invierno incrementa las enfermedades respiratorias.”, enfatiza el gobierno de Nuevo León.

“NO bajemos la guardia en esta nueva realidad, hay que ser responsables para reducir la propagación del COVID-19 y poder seguir adelante con la reapertura económica”, añade.