• A pesar de la pérdida la misión seguirá trabajando hasta 2022.
  • La nave aterrizó en Marte el 26 de noviembre del 2018.

La mayoría de los instrumentos acoplados al módulo de aterrizaje de la nave InSight perteneciente a la NASA están funcionando según lo previsto. Sin embargo, el más ambicioso de todos ellos se ha dado hoy por perdido oficialmente. Se trata del DLR, conocido popularmente como “el topo”. Su objetivo era excavar a una profundidad de cinco metros y de esta manera analizar las propiedades térmicas del interior del planeta.

Ante esto, la NASA emitió un mensaje lleno de orgullo ya que declaran que “lo intentaron y están dispuestos a aprender de sus errores.