La Ciudad de México permitirá la reapertura de los restaurantes de la ciudad para recibir a comensales en mesa, pese al semáforo rojo por COVID-19.

Tras una semana de protestas por parte  de restauranteros, las medidas para la reapertura se darán a conocer este viernes.

La Secretaría de Gobierno informó tras sostener mesas de trabajo con empresarios y alcaldes, que los restaurantes deberán mantener la vigilancia de posibles contagios tanto en su personal como en los comensales.

“Las autoridades capitalinas y la industria de alimentos y servicios estudiaron la propuesta para una posible reapertura que será anunciada oficialmente el próximo viernes”, indicó el comunicado.

Se ha adelantado que entre las medidas para poder abrir de nuevo se tendrá un horario limitado de servicio hasta las 18:00 horas, se deberá dar servicio en terrazas y mesas al exterior así como mantener una distancia mínima de 1.5 metros y tener un máximo de cuatro personas por mesa.