Los israelitas lideran la vacunación a nivel mundial contra el coronavirus, pues ha aplicado el antídoto a más de un millón de ciudadanos equivalente al 12% de su población, lo que representa la mayor tasa de inmunización.

Israel comenzó a administrar la vacuna contra COVID-19 desde el pasado 19 de diciembre de 2020 y vacuna a unas 150 mil personas por día, con los mayores de 60 años, los trabajadores sanitarios y las personas clínicamente vulnerables como receptores prioritarios.

De esta forma registra una tasa de 11 mil 55 dosis por cada 100 habitantes, seguido de Bahréin con 3 mil 49 y Reino Unido con mil 47.

De acuerdo con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el país podría dejar atrás la pandemia el próximo febrero. Actualmente se encuentran en su tercer confinamiento desde el inicio de la crisis sanitaria.