El Departamento de Estado de EE.UU. designó a Cuba como Estado patrocinador del terrorismo por proporcionar repetidamente apoyo a actos de terrorismo internacional al otorgar refugio seguro a terroristas, detalló el secretario de Estado Mike Pompeo.

Cuba regresa a la lista luego de que incumpliera su compromiso de dejar de apoyar el terrorismo, como condición para su eliminación por parte de la administración anterior en 2015.

El 13 de mayo de 2020, el Departamento de Estado notificó al Congreso que había certificado a Cuba bajo la Sección 40A(a) de la Ley de Control de Exportación de Armas por ‘no cooperar plenamente’ con los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos en 2019, aseguró Pompeo.

Pompeo afirmó que durante décadas, el gobierno cubano ha alimentado, alojado y brindado atención médica a asesinos, fabricantes de bombas y secuestradores, mientras muchos cubanos pasan hambre, están sin hogar y sin medicinas básicas.