Gracias a la digitalización de la mayoría de sus servicios, el Instituto de la Función Registral del Estado de México (IFREM) logró en 2020 una recaudación total de mil 258 millones de pesos, lo que le permitieron continuar laborando incluso en los meses más difíciles de la emergencia sanitaria por la enfermedad COVID-19 (provocada por el coronavirus SARS-CoV-2).

“Es una cifra alentadora, sin duda se han hecho esfuerzos en estos meses, octubre, noviembre y diciembre, promediando más o menos alrededor de 125 millones por mes, en estos tres meses, y tenemos la plena confianza de que cerraremos en un número muy, muy, alentador”, aseguró el titular del IFREM, Christian Gasca Droppert.

En total, durante 2020 se generaron 81 mil 631 trámites automatizados, 65 mil 699 trámites electrónicos y 112 mil 576 trámites ordinarios en ventanilla. A través del portal del IFREM pueden llevarse a cabo nueve trámites de forma virtual, además, la actividad del instituto no fue suspendida, pues sus servicios son esenciales para las familias mexiquenses.

En este sentido, el más solicitado fue el certificado de libertad o existencia de gravámenes, un documento indispensable en los procesos de compraventa que sirve para demostrar que la propiedad no cuenta con adeudos o problemas legales con alguna institución financiera pública o privada.

En segundo lugar, se tramitaron avisos definitivos, una inscripción indispensable para formalizar un acto jurídico sobre bienes inmuebles. Además, las y los mexiquenses tramitaron certificados de no propiedad, cancelaciones de gravámenes, compraventas, certificados de inscripción e informes de testamentos, entre otros trámites.

Por todos estos avances, el IFREM fue reconocido este año como el más avanzado entre el sector público nacional en materia de innovación. La revista especializada IT Master Mag reconoció la emisión automatizada del Certificado de Existencia e Inexistencia de Gravamen y del Certificado de Inscripción, los cuales se desarrollan mediante tecnologías de código abierto, lo que reduce el costo de inversión.

La digitalización de estos trámites ha permitido que un proceso que tomaba hasta 20 días a los usuarios pueda concluirse en 20 minutos; y en el 2021, el IFREM continuará innovando para acercar más y mejores servicios a las familias mexiquenses.