El ministro de Salud de Nueva Zelanda, David Clark, se considero así mismo un “idiota” por haber quebrado la cuarentena por Covid-19 al salir de vacaciones con su familia.

El ministro indicó que su viaje fue una clara violación de los principios del confinamiento.

Clark permanecerá en el cargo debido al situacion sanitaria, despues de presentar su dimisón a la primera ministra Jacinda Ardern.

Cabe mencionar que fue degradado de puesto en el gabinete y perdió su papel como ministro asociado de Finanzas.