Volkswagen presentó el primer vistazo del prototipo de su robot de carga móvil.

Este robot, que es blanco y tiene ojos cuadrados color azul, los cuales nos recuerdan a ‘Eva’ de Wall-e, tendrá como tarea la carga de vehículos de manera autónoma en áreas de estacionamiento restringidas, según explica la compañía en un comunicado.

El robot funciona a través de una aplicación llamada Car-to-X y funciona de manera totalmente autónoma, indica la marca.

El robot se dirige al vehículo que debe cargar para comunicarse con él, y todo el proceso ocurre sin la participación de ninguna persona.

“Se dirige de forma independiente al vehículo a cargar y se comunica con él: desde la apertura de la tapa de la toma de carga hasta la conexión del enchufe y su desacoplamiento. Todo el proceso de carga se lleva a cabo sin ninguna participación humana. Para cargar varios vehículos al mismo tiempo, el robot móvil mueve una unidad de almacenamiento de energía móvil al vehículo, lo conecta y luego usa esta unidad de almacenamiento de energía para cargar el vehículo y repite el proceso para cargar otros vehículos”, detalla Volkswagen.

Cuando el automóvil está completamente cargado el robot recoge la unidad de almacenamiento de energía móvil y vuelve a la estación de carga central, agrega.

Volkswagen se encuentra trabajando en una familia completa de dispositivos de carga; este nuevo robot ha tenido éxito como prototipo, indica la firma, por lo que ahora se desarrollará de manera integral.