La pandemia generada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 hizo que el año 2020 fuera para muchas compañías un verdadero calvario, sin embargo, este no fue definitivamente el panorama que vivió el challenger bank nacional Albo.

Y es que la compañía de tecnología financiera fundada por Ángel Sahagún no sólo no se vio afectada como otras firmas por la situación que se gestó, sino que se consolidó y logró alcanzar un total de 500,000 usuarios utilizando sus servicios.

“La verdad es que este año, a pesar de todas las cosas malas que sucedieron, para Albo ha sido muy bueno, porque la pandemia sirvió para demostrar a las personas que es más sencillo tener un control de su dinero a través de plataformas digitales como la nuestra”, explica Sahagún.

El emprendedor mexicano señala que fue con este alcance obtenido en 2020, que la fintech ya tiene en sus manos un 40% de participación en el mercado de neobancos, con lo que “claramente lideramos el segmento”, dice.