Para acercar a menores de entre 7 y 14 años a la música, fomentar su interés en el arte y desarrollar su sentido estético se conformó el Coro Infantil del Centro de Actividades Culturales de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex), afirmó Fernando Olascoaga director de la agrupación.

Las cuerdas vocales, dijo, son el instrumento con el que nace el ser humano, por lo que invitó a los interesados a acercarse a estos espacios dedicados a que los más pequeños puedan desarrollarse en el área.

Reconoció que el estudio musical ayuda a mejorar las redes neuronales a través de la motricidad fina y gruesa, además de ayudar a las habilidades sociales; ante esto, señaló que se debe tomar en serio su enseñanza y fomentarla al igual que el deporte o la ciencia, “también las prácticas artísticas deben ser una prioridad”.

Para ser parte del coro, es necesario presentarse a los ensayos en el Centro de Actividades Culturales donde también se ofrecen talleres artísticos y culturales, por lo que instó a los padres de familia a acercar a sus hijos a estos espacios y fomentarles el interés por la cultura.

“Es importante que los adultos se interesen por la educación artística de sus hijos, ellos necesitan orientación y apoyo, porque no pueden venir solos, es importante que estén dispuestos y que inviertan tiempo”. Explicó que les enseña a los pequeños por medio de juego, dinámicas del movimiento y con el método Kodály “que me ayudan a darles el conocimiento necesario y que al regresar a casa regresan diferentes”.

Subrayó que se han presentado en diversos foros y colaborado con otros músicos como los de la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad Autónoma del Estado de México, por lo que celebró que actualmente hay más interés tanto del público como de los artistas en las actividades culturales.