Una doctora especialista del IMSS renunció tras la denuncia de que no se está vacunando a personal de primera línea contra el COVID, sino a administrativos.

Ana Paola de Cosío Farías, quien se identificó como pediatra y endocrinóloga asignada al área COVID-19 en el Hospital Siglo XXI desde abril pasado, dijo en un video que renunció por la situación tan injusta que padece el personal médico.

“Me voy, pero quiero hacer esta situación pública para que se sepa la situación que estamos viviendo”, expuso en un video que circula en redes sociales.

Además, señaló que en una sola ocasión ha recibido el bono COVID pero que tiene compañeros que nunca lo han recibido y no se les ha brindado respuesta sobre el tema.

La pediatra explicó que el jueves 31 de diciembre fue asignada al área respiratoria, ante lo cual solicitó que alguna persona trabajadora sanitaria que ya hubiera sido vacunada contra el patógeno fuera asignada en su lugar.

“Recibí la amenaza de que me iban a reportar por ausentismo en el trabajo. Esa fue la gota que derramó el vaso, que no hubo apoyo por parte de las autoridades”, aseveró

La doctora también reveló que hay personas que han recibido la vacuna cuando no están en la primera línea de combate contra la enfermedad.

Directivos argumentan que “están a cargo de equipos COVID, pero nunca se meten y nunca están expuestos” indicó.