El Instituto Mexicano del Seguro Social comunicó que hoy a las 00:00 horas con un segundo de este 1 de enero de nació el primer bebé de 2021, Daniel Emiliano, en el Hospital de Gineco-Obstetricia No. 4 “Luis Castelazo Ayala” en Tizapán, San Ángel.

El nacimiento ocurrió bajo estrictas medidas de protección sanitaria contra el Covid-19 para brindar la seguridad requerida para evitar contagios, añadió la institución.

Con el apoyo de un equipo de siete especialistas de esta Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), Daniel Emiliano fue el primer derechohabiente del IMSS nacido este año. Pesó 3 kilos 325 gramos y tenía 49 centímetros de estatura.

El niño nació por cesárea. Su mamá, Fátima Martínez Guillén, fue atendida tras detectarse que existía discreta disminución del líquido amniótico.

Daniel Emiliano nació de manera vigorosa, respiró inmediatamente en cuanto asomó su cabeza y tuvo una calificación de APGAR de 9/9, examen rápido que se realiza al primer y quinto minuto después del nacimiento del bebé, donde se obtuvo una buena frecuencia cardíaca y tono muscular. No requirió de ayuda médica adicional o de emergencia.

El bebé nació tras 38 semanas con 6 días de gestación y se encuentra en perfecto estado de salud, al igual que su madre, de 29 años, originaria de la Ciudad de México y ama de casa, quien momentos previos a la llegada de su bebé aseveró que el trato del personal del IMSS ha sido excelente, con confianza y amabilidad.

Aseguró sentirse emocionada y feliz con la llegada de su hijo en este nuevo año, porque “da alegría y fe de que todo va a estar bien”, y aunque su esposo, el señor Jonathan Daniel Quijada Soto, de 32 años, quien trabaja en un restaurante de la Ciudad de México, no pudo estar presente para acompañarla debido a las medidas sanitarias por la pandemia, señaló estar en familia en el hospital.

El doctor Miguel Ángel Serrano Berrones, coordinador Clínico de Turno del Hospital de Gineco-Obstetricia No. 4, aseguró que el instituto trabaja con todas las medidas rigurosas de control sanitarias para evitar contagios por COVID-19 y que “en todo momento cuentan con toda la seguridad nuestros pacientes y también todo el personal de salud”.

Señaló que este primer nacimiento de 2021 representa para el IMSS una esperanza, porque tras nueve meses de pandemia por Covid-19 se podrá tener en breve “un poco más de alivio y obviamente reconvertirnos a la normalidad” para seguir la interacción con los pacientes.

El coordinador Clínico de Turno del Hospital de Gineco-Obstetricia No. 4 informó que se cuenta con un área especial aislada en el sexto piso del nosocomio, donde se encuentra personal capacitado y bajo las mejores medidas de protección para brindar la atención médica.