A lo largo de la historia han existido distintas especies, cuyas formas son realmente extrañas, y otras que aunque sean parecidas a criaturas actuales son muchas veces mas peligrosas o aterradoras.

Aunque muchas veces estas son desconocidas por la mayoría por eso aquí te las presentamos:

1- Jaekelopterus

{keyword}

Jaekelopterus es el mayor euriptérido conocido. A partir del quelícero de J. rhenaniae, de 46 cm, se estimó que la longitud total del animal oscilaba entre 233 y 259 cm, aumentando 1 metro en caso de tener los quelíceros extendidos.​ La forma del cuerpo era similar a la de euriptéridos de la misma familia, como Pterygotus o Acutiramus: un cuerpo alargado con el telson (la cola) expandido (más aplanado que alto), cuatro pares de patas para caminar, un par de patas aplanadas usadas para nadar y un par de quelíceros grandes y alargados. La forma de las quelas y el telson son característicos del género, lo que permite diferenciarlo de otros euriptéridos.

2- Helicoprion

Helicoprion (“sierra en espiral”) es un género extinto de peces cartilaginosos del orden Eugeneodontiformes, similar a los tiburones1​ que surgió por primera vez en los océanos del Carbonífero Superior (hace unos 280 millones de años) y sobrevivió a la extinción masiva del Pérmico-Triásico, y terminó extinguiéndose en el Triásico Superior hace unos 225 millones de años.

3- Kelenken

{keyword}

Kelenken guillermoi es una especie extinta de ave cariamiforme de la familia Phorusrhacidae o aves del terror. Es el ave predadora conocida más grande de la historia. Vivió en el Mioceno, hace unos 15 millones de años.

Midió más de tres metros de altura, su cabeza (incluyendo el pico) llegó a medir más de 70 cm de longitud, siendo el ave conocida con el cráneo más grande, llegaban a pesar los 160 kilogramos. Kelenken era ágil y podía cazar y devorar roedores, reptiles y pequeños mamíferos; las crías de estas aves alcanzaban los 80 km/h pero los adultos sólo llegaban a los 40 km/h.

4- Therizinosaurus

{keyword}

Therizinosaurus (“lagarto guadaña”) es un género extinto representado por una única especie de dinosaurio celurosauriano tericinosáurido, que vivió a finales del período Cretácico, hace aproximadamente 70 a 65 millones de años, en el Maastrichtiense, en lo que hoy es Asia. Es uno de los mayores y más representativos del grupo Therizinosauria. Este fósil fue descubierto en Mongolia y originalmente se pensó que se trataba de una especie de tortuga, de allí su nombre de especie, T. cheloniformis. Solo conocida por un puñado de huesos, incluyendo gigantescas garras de las manos, de donde proviene su nombre.

Therizinosaurus era un enorme bípedo que es el nombre dado recientemente a un brazo gigante con largas garras que se halló en Mongolia, estimándose que medía de 8 a 12 metros de largo y 5,3 metros de alto. Su peso era de hasta 6 toneladas. Sus miembros superiores pudieron haber alcanzado los 2,5 metros de largo.​ Sus miembros traseros terminaban en cuatro dedos del pie que sostenían el peso, a diferencia de otros grupos del terópodos, en los cuales el primer dedo del pie se reducía a un dedo vestigial.

Cada brazo medía en total 2,5 metros de largo, y su única garra en forma de guadaña medía 70 centímetros en su curva externa. Esa longitud no incluye la cubierta córnea que debe haber rodeado la garra, con la que pudo llegar a medir 1 metro de largo.

5- Deinosuchus

Deinosuchus (“cocodrilo terrible”) es un género extinto de saurópsidos (reptiles) diápsidos del orden Crocodilia y pertenecientes a la superfamilia Alligatoroidea. Se encuentra entre los mayores crocodilianos de todos los tiempos; las estimaciones sobre su longitud varían de 82​ a 15 metros y un peso máximo estimado de 9 toneladas.

Vivió en Norteamérica, lo que actualmente es Estados Unidos, y en lo que es el norte de México, hace aproximadamente entre 80 a 75 millones de años, durante el Campaniense, en el Período Cretácico de la Era Mesozoica. Fue contemporáneo de los dinosaurios y posiblemente se alimentaba de algunas especies de ellos.

6- Dunkleosteus

Dunkleosteus (alemán: Dunkle «oscuro» + griego antiguo: osteos «hueso») es un género de peces placodermos artrodiros​ que existieron a finales del período Devónico, desde hace aproximadamente 380 hasta 360 millones de años, en el Frasniense y Fameniense. De algunas especies descritas se han hallado numerosos fósiles en Norteamérica, Polonia, Bélgica y Marruecos.

Como otros diníctidos, Dunkleosteus se caracterizaba por una cabeza acorazada provista de mandíbulas con cuchillas dentales poco usuales. Aunque otros placodermos rivalizaban con él en tamaño, Dunkleosteus es considerado uno de los depredadores marinos más fieros y mortales que han existido. Con hasta seis metros de largo y 1 tonelada de peso, este cazador estuvo en la cima de la cadena alimentaria de su ambiente y, probablemente, depredaba toda clase de fauna.

7- Livyatan

Livyatan melvillei es una especie extinta de odontoceto, perteneciente a la superfamilia Physeteroidea, conocido por diferentes fósiles hallados en las costa del océano Pacífico, en lo que ahora es Perú y Chile.

Sus fósiles se encontraron por primera vez en el desierto de Pisco, Región de Ica, en rocas de hace 12-13 millones de años (Mioceno). Se encontraron los restos fósiles del 75% del cráneo y grandes fragmentos de los maxilares, así como varios dientes (los mayores medían 36 cm de longitud, mucho más que el actual cachalote). Su cráneo medía unos 3 metros de largo y la longitud total debió ser de 13,5 a 17,5 metros. Posteriormente fueron reportados dientes de la especie en la Formación Bahía Inglesa, en Chile, los que poseían 12 cm de diámetro y 36 cm de largo​.

El cetáceo más parecido a Livyatan melvillei es el cachalote (Physeter macrocephalus), aunque la diferencia consiste en que Livyatan poseía dientes en ambos maxilares. Se supone que era un predador agresivo y posiblemente cohabitó y tal vez luchó con otro superdepredador, Carcharodon megalodon, que pudo llegar a medir hasta 16 metros de longitud.

8- Mosasaurus

Mosasaurus (“lagarto del río Mosa”) es un género extinto de saurópsidos mosasáuridos que vivió durante el Maastrichtiense en el período Cretácico (era Mesozoica), hace entre 70-66 millones de años en el área de las actuales Europa Occidental, Norteamérica, Sudamérica y Antártida. Su nombre hace referencia al hecho de que el primer espécimen fue hallado cerca del río Mosa (río europeo de la vertiente del mar del Norte). El género Capelliniosuchus, alguna vez considerado como un crocodiliforme metriorrínquido, es un sinónimo menor de Mosasaurus.

Mosasaurus estuvo entre los últimos y mayores géneros de mosasaurios que se han hallado. La mayor especie conocida de este género es el Mosasaurus hoffmanni, el cual alcanza los 17,6 metros de longitud.1​ Ligeramente más grande que sus parientes americanos Tylosaurus, de 13,7 metros de longitud; y Hainosaurus, de 12,2 metros de longitud.​ Además, Mosasaurus era mucho más robusto que los mosasaurios tilosaurinos de tamaño similar.

9- Deinotherium

Deinotherium (en griego “bestia terrible”, de δεινός-terrible y θηρίον-bestia) es un género extinto de mamíferos proboscídeos de la familia Deinotheriidae, conocidos popularmente como dinoterios. Era un protoelefante que apareció en el Mioceno Medio y continuó hasta el Pleistoceno Inferior. Durante ese tiempo cambió muy poco.

En vida se asemejó probablemente a los elefantes modernos, salvo que su trompa no era probablemente igual de larga, y tenía colmillos curvados hacia abajo en la mandíbula.

Este animal ha sido el segundo mamífero terrestre más grande, solamente superado por el Paraceratherium, también conocido como Indricotherium. Un macho grande llegaba a medir entre 4 y 4,5 m. de alto a la altura de los hombros. El peso de los machos más grandes oscilaba entre 12 y 14 toneladas.

Los dinoterios habitaron partes de Asia, de África y de Europa.

10- Hallucigenia

Hallucigenia es un género extinto de animal problemático en cuanto a su filogenia, con unas dimensiones aproximadas de 3 centímetros de longitud. Se descubrió en el prolífico yacimiento de Burgess Shale, al suroeste de Canadá. Debido a su extraña morfología, los paleontólogos no daban crédito a lo que veían. Su nombre, Hallucigenia, que significa «alucinación», fue otorgado por Simon Conway Morris; no obstante, el primer nombre se lo dio Walcott, y fue Canadia sparsa. Por aquel entonces se consideró a este animal como un poliqueto. Con el tiempo, dicha clasificación ha perdido fuerza, y ahora parece más asentada la idea de que en realidad pertenecía al linaje de los onicóforos, afirmación que tomaría mayor peso tras descubrimientos recientes.

El pequeño cuerpo tubular del Hallucigenia tenía los dos extremos bien diferenciados. Uno de ellos poseía un engrosamiento redondeado, que clásicamente se ha identificado con la cabeza; el otro extremo terminaba en un tubo abierto curvado hacia arriba, considerado como la zona caudal. Esta zona se encontraba ornamentada por tres pares de pequeños tentáculos. Al principio se indentificaba el dorso con el lado donde se alineaban siete pares de puntiagudas espinas que sobresalían en vertical y quizá protegieran al Hallucigenia de depredadores. Sin embargo, pronto surgió la idea de que, en realidad este animal estaba «al revés», y dichas espinas podrían haber sido móviles, como las de los equinodermos. No está claro, por tanto, qué cara es la ventral y cuál es la dorsal, aunque se cree que usaba las espinas para caminar. En cualquier caso, al otro lado aparecen siete tentáculos blandos.