• Interjet Vacations era la empresa encargada de comercializar paquetes de viaje a los usuarios como transporte aéreo y hotel, entre otros servicios.

 Resérvalo, la empresa que maneja la marca Interjet Vacations, señaló que el pasado 23 de diciembre presentó una solicitud formal de declaración de quiebra.

A través de un comunicado la compañía detalló que solo tenía a su cargo el manejo comercial de esta marca, por lo que no tiene relación corporativa con la aerolínea Interjet.

“Al público en general y a todos los interesados se les informa que el día 23 de diciembre de 2020 la empresa Resérvalo, S.A.P.I. de C.V. presentó formal solicitud de declaración de quiebra”, indicó.

La empresa destacó que todas las reservaciones pendientes de Interjet Vacations así como el tratamiento que se dará a las mismas, deberán ser consultadas directamente con el síndico que se designe en su momento, o bien, pueden comunicarse al correo sindicaturaijv@gmail.com.

Debido a sus complicaciones económicas, Interjet no vuela desde el pasado 11 de diciembre, lo que ha cancelado decenas de viajes.

Sin embargo, no es la primera vez que la aerolínea afronta este tipo de problemas: los primeros dos días de noviembre, luego del 29 de noviembre y hasta el 3 de diciembre, además del viernes 11 de diciembre, la compañía suspendió los viajes.

Es por eso que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) proporcionó asesoría para la protección de sus derechos a 69 consumidores, a raíz de la cancelación de 62 vuelos de la aerolínea en los últimos días de noviembre de 2020.

Desde el 3 de noviembre, la Profeco ya había emitido una alerta sobre el riesgo de establecer relaciones comerciales con Interjet, con motivo de los reiterados incumplimientos a las disposiciones jurídicas en perjuicio de los derechos humanos de las y los consumidores.

La Profeco indicó que al tratarse de cancelaciones atribuibles de manera exclusiva a la aerolínea, ésta debe cumplir, conforme a la Ley de Aviación Civil y a elección de los pasajeros afectados de cualquiera de los vuelos antes señalados, las siguientes disposiciones:

En los casos de los incisos a) y c) anteriores, la aerolínea deberá cubrir, además, una indemnización al pasajero afectado que no será inferior al 25% del precio del boleto o de la parte no realizada del viaje. Esta indemnización deberá ser pagada por la aerolínea dentro de un plazo máximo de 10 días naturales posteriores a su reclamación por parte de los pasajeros.