Desde 2008, cuando lanzó su primer smartphone, OPPO empezó a consolidarse como una firma que no sólo es exitosa al posicionarse en el quinto lugar a nivel mundial, sino que sigue su propio camino de innovación considerando a la par la tecnología y las necesidades del consumidor.

OPPO cuenta con un importante recuento de lanzamientos disruptivos por los que sería una marca indispensable en la enciclopedia de la telefonía móvil contemporánea.

Por ejemplo, en 2014, la firma con sede en Dongguan, China, presentó el primer Smartphone con cámara rotativa motorizada, mientras que, en 2018, el Find X llegó al mercado con un diseño de arrastre que permitía que la cámara saliera de dentro del dispositivo.

Recientemente, la firma sorprendió durante su presentación en la Cuarta Expo de Diseño Industrial Internacional de China (CIIDE), donde mostró los prototipos que desarrolla en conjunto con el afamado diseñador japonés Oki Sato, del revolucionario taller Nendo.

Ahí se pudo observar el “Slide-Phone”, que surge ante las necesidades contrapuestas de crear smartphones cada vez más grandes y, al mismo tiempo, que sean lo suficientemente ergonómicos para cualquier usuario.