Desde su fichaje en 2017 tras la salida de Rosberg las dudas sobre Bottas siempre se han hecho presentes y pese a haber conseguido poles y victorias por merito propio la superioridad del ex de McLaren ha sido evidente.

Tras una pobre temporada 2020 de Bottas, llegó precisamente el GP de Sakhir: la gota que colmó el vaso. Lewis Hamilton contrajo la COVID-19 y Russell lo sustituyó. Dominó la primera sesión de libres y, pese a no hacerse con la pole por escasas milésimas en la vuelta más corta del calendario, sí dominó a Bottas en carrera.

Sólo la mala suerte, en forma de malos pit stops o pinchazos que no fueron su culpa, le hicieron perder una victoria que hasta aquel momento tuvo en su mano.

Por otra parte Russell indicó que es uno de los mejores días de su carrera al anunciar que pilotará para el mejor equipo de la Fórmula 1, agradeció a Mercedes por la oportunidad y la confianza que depositaron en el desde el programa “jóvenes pilotos” mencionó el corredor.

También destacó estar motivado por trabajar junto a Lewis ya que considera uno de los mejores pilotos de la historia