• Con la presencia de representantes de la sociedad civil, hacen el anuncio oficial para ir coaligados en 180 distritos electorales federales.
• “Va por México” asume causas sociales, como la defensa del empleo mediante el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, la urgente reactivación del campo y la erradicación de la violencia contra las mujeres.
• Es urgente atender los efectos de las crisis que vivimos, recuperar el orden democrático, el camino del desarrollo económico y fortalecer a las instituciones que el actual gobierno se ha obstinado en destruir.

Los partidos de la Revolución Democrática, Revolucionario Institucional y Acción Nacional conformaron la coalición “Va por México”, con el objetivo de construir un mejor futuro para las mexicanas y mexicanos, recuperando el crecimiento económico, el Estado de derecho y el orden democrático frente a un régimen que mira al pasado, intervencionista y autoritario.

Ante la incertidumbre por la crisis social, económica, de seguridad, de salud y de instituciones, “Va por México” propone un modelo de país regido por la ley, dinámico, moderno, innovador y competitivo, que apueste por las energías renovables, la economía social de mercado y que se conecte de manera provechosa con el mundo globalizado.
Esta coalición estará encabezada por los dirigentes partidistas Jesús Zambrano Grijalva, del PRD; Alejandro Moreno Cárdenas, del PRI, y Marko Cortés Mendoza, del PAN. Se registrará este miércoles 23 de diciembre ante el Instituto Nacional Electoral para la contienda del 6 de junio de 2021, en la cual se elegirán 300 diputaciones por el principio de mayoría relativa y 200 por representación proporcional.

A las tres fuerzas políticas las une la necesidad de salvar a México sin distinción de colores partidistas. “Somos parte de la gran mayoría de mexicanas y mexicanos que queremos un cambio de rumbo y un Estado de derecho, por eso hoy nace esta coalición a favor de México, de la libertad y el fortalecimiento de nuestra democracia”.

Ante el colapso que vivimos en el sistema de salud, el cual está rebasado por la magnitud de la pandemia; ante el año más violento del que se tenga memoria y ante la más grave crisis económica de los últimos cien años, el PRD, PRI y PAN acordaron dejar de lado las naturales diferencias y concentrarse en las coincidencias para estar unidas y unidos por México.

El país necesita un rumbo claro, con estrategias que resuelvan las más urgentes necesidades de la gente, con decisiones que permitan el rescate del campo, más presupuesto para seguridad en estados y municipios y que mejore el sistema de salud.

Convocaron a las organizaciones sociales y políticas para unir esfuerzos e impulsar las propuestas comunes. “Una alianza más amplia con la sociedad nos permitirá construir una nueva mayoría opositora en la Cámara de Diputados en el 2021 y, desde ahí, reconducir las políticas públicas en beneficio de todas y todos los mexicanos”.

“Hay una necesidad impostergable por atender los efectos de las crisis que vivimos, es urgente cambiar el rumbo del país para que haya crecimiento económico y mejores oportunidades que abonen al bienestar de la sociedad”.

La coalición “Va por México” coincide en defender a todas y todos, apoyar a las MiPymes y los esfuerzos de las mujeres emprendedoras, así como ampliar las oportunidades a madres jefas de familia, erradicar la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes, además de identificar su propuesta con la juventud mexicana para ampliar sus oportunidades educativas.

Asimismo, busca defender el empleo y el impulso creativo e innovador de jóvenes, garantizar el acceso a servicios de salud, ya que el ingreso a una cama de hospital no debe estar condicionado, también se debe garantizar la vacunación de niñas y niños, así como otorgar medicamentos oncológicos.

La alianza “Va por México”. Va por todas las familias mexicanas. Desde la Cámara de Diputados se diseñará el andamiaje legal necesario para enfrentar el escenario post pandemia porque México no volverá a ser como era antes de esta crisis que nos ha costado casi 120 mil vidas por la mala gestión gubernamental.