La actual pandemia ha dejado una gran lección: no hay vida en el hogar sin Wifi. El crecimiento acelerado de dispositivos que se conectan a Internet —como smartphones, laptops, tablets, smartwatchesconsolas de videojuegos, bocinas inteligentes y un largo etcétera— ya habían provocado una sobrecarga de la red de comunicaciones inalámbricas.

La situación se complicó en 2020 cuando millones de niños y adultos en el país han tenido que resguardarse en el hogar por más de ocho meses. Con ello, vinieron las clases en línea y las videoconferencias para juntas en el trabajo. Las redes simplemente no pueden más.

Por fortuna, en los últimos años las soluciones para implementar Wifi mesh han estado creciendo de manera importante. A diferencia del Wifi ‘normal’, esta tendencia permite que la señal del Internet llegue a todos los rincones del hogar y no disminuya la velocidad de conexión.

Para el director de Linksys lo mejor es que cualquier persona puede implementar una red Wifi mesh en su casa, pues estos equipos han evolucionado de tal forma que casi son ‘plug and play; es decir, con sólo seguir algunos sencillos pasos se pueden instalar con facilidad.

Además, si existen áreas que no hayan quedado cubiertas, o si simplemente se quiere hacer crecer la red en malla, agregando un nuevo router, éste de inmediato detecta que ya existe una red y se autoconfigura. Estos equipos son prácticamente todo en uno, pues pueden ser ruteadores y también funcionan como repetidores de señal.