La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, indicó que se debe esperar al menos una semana para comenzar a ver una disminución en la cantidad de ingresos diarios de pacientes con COVID-19 a los hospitales de la Ciudad de México.

“Nosotros creemos bajo los modelos epidemiológicos que tardaremos al menos una semana en ver una reducción en la velocidad. Esperamos que sea antes dado el llamado que se hizo ya hace algunas semanas pero hasta el momento continúa esta misma tasa de crecimiento”, dijo la mandataria.

Desde la segunda semana de diciembre se ha registrado un promedio diario de 400 ingresos hospitalarios de pacientes graves y la capital registra una ocupación de alrededor del 83% de las camas dedicadas a la atención de la pandemia.

Sheinbaum informó que a diario se dan alrededor de 60 servicios de ambulancia para atender la emergencia de COVID-19, de los cuales 20 personas son trasladadas a hospitales y 40 reciben atención en sus domicilios por paramédicos o médicos tras recibir una segunda valoración.

“Se fortaleció muchísimo con este apoyo de las ambulancias y también estamos fortaleciendo el 911 con los médicos que atienden”, comentó.

La jefa de Gobierno sostuvo que se está incrementando el número de camas para llegar a 7,000 en la Ciudad de México