• Llama a los grupos vulnerables a acudir a los mil 209 centros de salud de la entidad.
  • Hace especial énfasis en que las mujeres embarazadas reciban el biológico.

Con un llamado a la población objetivo a acudir a vacunarse contra la influenza, con especial énfasis en las mujeres embarazadas, la Secretaría de Salud del Estado de México informó que se tiene un avance de 81 por ciento de la meta programada para la presente temporada que considera la aplicación de 3.4 millones de dosis.

La dependencia que encabeza el Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, puntualizó que el personal de salud inició la vacunación el pasado primero de octubre, con prioridad a los grupos vulnerables que son las personas mayores de 60 años, mujeres en periodo de gestación, niños mayores de seis meses y menores de 5 años, personal de salud y quienes de 30 a 59 años padezcan alguna enfermedad crónica.

Subrayó que la meta es proteger a estos sectores de la sociedad, toda vez que en caso de adquirir influenza, corren mayor riesgo de presentar complicaciones por neumonía, por lo que reiteró el exhorto a que se les proteja de manera prioritaria.

En el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19 y atendiendo la instrucción del Gobernador Alfredo Del Mazo Maza, de priorizar la atención a la salud, se invita a que acudan a cualquiera de las mil 200 unidades médicas de primer nivel para recibir la inmunización, ya que es prioritario protegerse, pues en la actual temporada de frío se ha combinado la presencia de dos virus respiratorios que pueden complicarse.

De igual manera, exhorta a las mujeres embarazadas a acudir para recibir la vacuna, por lo que las invita a que asistan al centro de salud más cercano a su domicilio, donde se siguen todas las medidas de seguridad como la sana distancia y sanitización de manos, además de que pide que porten cubrebocas, así como que la aplicación del biológico sea rápida.

Finalmente, la Secretaría de Salud explicó que adicionalmente se sugiere a la población seguir las recomendaciones de la temporada, como son abrigarse bien, prevenir cambios bruscos de temperatura, consumir alimentos ricos en vitaminas A y C, pero fundamentalmente evitar la automedicación y en caso de presentar síntomas de males respiratorios llamar a la línea 800 900 3200 para recibir orientación o ser canalizados para atención oportuna en caso de ser necesario.