El consejero Ciro Murayama reclamó al gobierno federal haber cedido a los concesionarios tiempos oficiales en radio y televisión en los que se pudieron haber transmitido 11 millones 469 mil anuncios de la administración federal, los partidos políticos y el propio órgano electoral.

Murayama detalló que los tiempos cedidos a los empresarios han representado una pérdida de 52 mil anuncios diarios que el Estado ha dejado de pasar en los concesionarios comerciales.

“Si no se hubiera tomado esa decisión unilateral de renunciar a los tiempos fiscales, habría 46 mil anuncios adicionales en manos del ejecutivo para informar a la población sobre esta peligrosa pandemia que tanto está dañando la salud y la economía de la sociedad mexicana”, protestó.