El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que entregará al Ejército la operación de tres de los siete tramos del proyecto ferroviario para el sureste, además de los aeropuertos de Tulum, cuya construcción aún no inicia, y los de Chetumal y Palenque, que hasta ahora administra la paraestatal ASA.

De igual manera, operarán la terminal Felipe Ángeles que se construye en la base militar de Santa Lucía. El mandatario dijo durante una gira por esa zona que la empresa dependiente de las Fuerzas Armadas que se encargue de la administración destinará las utilidades a pensiones de militares y marinos, y así se evitaría su privatización.