• MBH: llama a la responsabilidad individual y a la coordinación de los tres niveles de gobierno para contener el rebrote
  • Si la sociedad no cambia su comportamiento, se prevé una crisis de salud en enero
  • Por medio de la participación social tenemos una última oportunidad de contener el rebrote de COVID-19
  • Las determinaciones contemplan una reducción del aforo al 20% para toda la actividad económica
  • En los sectores de comercio y de servicios, se implementará el “Día Solidario”, consistente en sacrificar un día de venta durante las tres semanas siguientes

Para evitar que la pandemia se convierta en una crisis de salud y económica para Puebla, el Gobierno del Estado implementará nuevas medidas para detener la rápida propagación del COVID-19, que se construyeron mediante el diálogo con empresarios y comerciantes; de no acompañarse por la voluntad de la sociedad, el siguiente paso será el cierre de comercios nuevamente, advirtió el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

En la habitual conferencia de prensa, en la que reportó 491 contagios y 39 fallecimientos por esta enfermedad durante el fin de semana, el mandatario recordó que la entidad se encuentra en naranja en el semáforo epidemiológico, no obstante, dijo que existe una gran preocupación de parte de su gobierno por la evolución de la curva de contagios.

“Esto es para que todos contribuyamos, no salgamos de nuestras casas sino es necesario, quedémonos en casa, cuidémonos, cuidemos a quienes viven con nosotros y cuidemos a la sociedad. Si estas medidas no las hace funcionar la gente, lo que sigue es el cierre”, dijo