A primeras horas de este domingo, el Gobierno holandés suspendió  todos los vuelos de pasajeros procedentes de Reino Unido hasta el 1 de enero tras hallar en Holanda un caso con una variante más contagiosa de coronavirus que circula en ese país.

La prohibición, que empieza a las 6:00 de la mañana este domingo y se prolongará hasta el 1 de enero, se produce horas después de que el Gobierno británico decretó el confinamiento en parte del país para tratar de frenar la propagación de la nueva cepa.

“Una mutación infecciosa del virus del covid-19 circula en Reino Unido. Se dice que se contagia más fácil y rápidamente y es más difícil detectarla”, asegura el ministerio de Salud holandés en un comunicado.

El organismo público de salud holandés, el RIVM, recomienda por tanto que “se limite el máximo posible la introducción de la cepa de coronavirus procedente de Reino Unido limitando y/o controlando el movimiento de pasajeros” con ese país.

El ministerio de Salud agrega que “el estudio de un caso en Holanda a principios de diciembre halló un virus con la variante descrita en Reino Unido”.

Los expertos tratan de averiguar cómo se produjo la infección y si hay otros casos similares.