Un terremoto de magnitud 6.1 sacudió la mañana del miércoles la provincia de Sarangani, en la zona meridional de Filipinas, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, sigla en inglés).

 

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs) ubicó el epicentro del seísmo cerca de la ciudad de Alabel, en la zona sureste de la isla de Mindanao, y el hipocentro a 54 kilómetros de profundidad.

 

Aunque de momento no hay noticias sobre la existencia de víctimas, Phivolcs alertó de la posibilidad de réplicas y daños causados por los temblores.

 

El terremoto se sintió con intensidad fuerte en varias ciudades de la zona como General Santos, Kiamba, Koronadal y Kidapawan.

 

Filipinas se asienta sobre el llamado “anillo de fuego del Pacífico”, una zona que acumula alrededor del 90% de la actividad sísmica y volcánica del mundo, y que registra alrededor de 7,000 temblores al año, la mayoría moderados.