El Aeropuerto de la CDMX, también conocido como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y oficialmente Aeropuerto Internacional Benito Juárez, es el principal aeropuerto del Distrito Federal de México y el más concurrido de México y de Latinoamérica.

El aeropuerto de la Ciudad de México, ocupa el lugar como el segundo más caro del mundo por el cobro de la Tarifa de Uso de Aeropuerto con 45.98 dólares por pasajero, cifra que supera a lo que cobran terminales aéreas como Londres, Frankfurt, el Charles de Gaulle en París, el de Madrid o Narita en Japón, se dispone a mantener esa posición. Para 2021 cobrará 46.52 dólares a pasajeros en vuelos internacionales y 24.5 dólares en viajes nacionales. El incremento supera más de tres veces la inflación esperada.

En pesos, la TUA aumentará hasta 12.3%, incremento mucho mayor a la inflación de 3.64% esperada para 2020 o el 3.60% para 2021, según lo esperado por más de 30 economistas privados nacionales e internacionales consultados por el Banco de México (Banxico). El incremento porcentual se obtuvo considerando el tipo de cambio de los Criterios Generales de Política Económica (Criterios Generales), el documento que determina la política económica del país.

Ese incremento de la TUA fue anunciado por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, S.A. de C.V., una empresa privada propiedad del Estado (como la que tiene la concesión para operar y administrar el puerto marítimo de Veracruz).

›En América Latina, la TUA del AICM es la más costosa y el incremento se da a pesar de que la industria en México, como en el mundo, vive la peor crisis por los efectos del coronavirus.

Tan sólo en los primeros 10 meses del año, el AICM perdió el 58% de sus pasajeros, aunque en mayo prácticamente se tuvo una terminal aérea desierta ya que disminuyó hasta 94% el número de viajeros por las medidas para tratar de contener el coronavirus.

El AICM es estratégico. De enero a octubre el número de pasajeros en vuelos a y desde México en aerolíneas nacionales e internacionales sumó 38.25 millones de pasajeros, eso fue 45.3 millones menos (-54.2%). De ese total, 17.6 millones se movieron a través del aeropuerto capitalino, es decir pasaron 46 de cada 100 viajeros.

Y así, con una mayor tarifa el poder de prepago de las deudas del AICM podría disminuir porque impulsará una diversificación de terminales aéreas.

El problema del AICM es que los pasajeros (con el TUA) están pagando lo que el gobierno decidió no hacer. Toda la TUA está comprometida para pagar la inversión de lo que era el nuevo aeropuerto en Texcoco (cancelado por la actual administración). Al final de cuentas el pasajero pagará el doble”, comentó Rosario Avilés, especialista en la industria de la aviación en México.

Derivado de una consulta popular, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, canceló la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco. Datos de la SCT, señalan que esa decisión generó una deuda superior a los seis mil millones de dólares.

Esa mayor tarifa, dice Rosario Avilés, lo único que generará “es desincentivar los vuelos al AICM”. Para Giovanni Bisogno, estratega bursátil de la industria aérea en Invex Casa de Bolsa, tendrá un efecto positivo en las aerolíneas low cost como Volaris y VivaAerobus.