• Impulsada por el senador Ricardo Monreal, la iniciativa que reforma la Ley del Banco de México prosperó con 67 votos en favor, 23 en contra y 10 abstenciones.

Entre advertencias por el riesgo de lavado de dinero, la mayoría de Morena en el Senado se impuso y empujó, “sobre las rodillas y al vapor”, la polémica ley con la que el Banco de México se verá obligado a captar moneda extranjera en efectivo y comprar los excedentes.

Después de 24 horas de negociación con el Banco de México, el Senado hizo esta reforma, que aprobó con 67 votos en favor, 23 en contra y 10 abstenciones, pero retiró la obligación que pretendía imponer al banco central para que las divisas no reclamadas las convirtiera en parte de las reservas internacionales del país.