• El mandatario señaló que la venta de la aeronave no representaría un reto si fuera un avión normal, pero fue hecho de manera exclusiva.

Durante la conferencia mañanera de Palacio Nacional, el mandatario reconoció que, pese a su compromiso, no han podido vender el avión presidencial debido a que “es demasiado extravagante”.

“Ahora no lo podemos vender porque es extravagante. Fue hecho especial, un avión que tiene posibilidad de transportar a 240 pasajeros lo convirtieron en un avión para 80, porque tiene recámaras y tiene oficina y sillones, así que no son las sillas de los aviones comerciales, ahí se iba todo”, explicó.